La Habana en sus 500, viva y digna
Nacionales

El General de Ejército Raúl Castro Ruz y el Presidente Díaz-Canel asistieron a la sesión extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular con motivo del 500 aniversario de La Habana. En el contexto de la celebración, el mandatario cubano realizó además varias actividades durante este sábado.
EL General de Ejército Raúl Castro Ruz y el Presidente Díaz-Canel asistieron a la sesión extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular con motivo del 500 aniversario de La Habana

Estudios Revolución

La Habana, viva y digna, llegó este sábado 16 de noviembre a su 500 aniversario, una festividad que por varios años ha gestado la nación, no como punto final del camino, sino como arrancada del futuro prometedor que merece la capital de todos los cubanos; esa que a decir de su historiador, el incansable e indetenible Eusebio Leal, “es grande por su gente, por sus calles, por sus rincones”.

Para honrarla como es deber, la primera actividad oficial de este día fundacional fue la sesión extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular, que tuvo por sede al Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso” y contó con la presencia del Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, General de Ejército Raúl Castro Ruz; el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; y buena parte de la dirección de la Revolución.

En sus palabras a los presentes en la solemne ceremonia, el presidente de la Asamblea Provincial, Reynaldo García Zapata, repasó la historia gloriosa de La Habana, desde las conspiraciones por la independencia, las luchas por la Revolución y toda la avalancha de sucesos que se generaron a partir de enero de 1959 y tuvieron sus principales escenarios en la capital.

De los 500 años de La Habana, aseguró García Zapata, los mejores han sido los últimos 60. Esta celebración es sobre todo un homenaje a la obra de la Revolución, aseveró.

El Presidente del Gobierno en la provincia recordó la noche del 27 de enero, cuando un potente tornado embistió cinco municipios de la capital y la recuperación de sus daños se convirtió en impulso por seguir haciendo por La Habana a pesar de la adversidad. Precisó que se hicieron nuevas viviendas, se repararon escuelas, hospitales, fábricas y “continuamos el camino al aniversario”.

Queda mucho por hacer, el 500 ha sido el pretexto para estimular la creación y marca el inicio de lo que tenemos que seguir trabajando por La Habana. Continuaremos resistiendo con la creatividad como divisa y seguiremos venciendo, aseguró García Zapata.

En la sesión, se entregó un reconocimiento especial, y por única vez, a Eusebio Leal, “un hombre que lleva en el corazón a nuestra Habana”, apuntó el Presidente del Gobierno Provincial. Bajo fuertes y prolongados aplausos de quienes mucho le admiran, el historiador Félix Julio Alfonso López, recibió en su nombre el galardón.

También hubo un homenaje al Comandante en Jefe Fidel, quien tuvo la capacidad de adelantarse al futuro, romper las adversidades y exponer las mejores ideas que hoy se enaltecen en La Habana.

Raúl y Díaz-Canel asistieron a la sesión extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular con motivo del 500 aniversario de La Habana
Sesión Extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular Foto: Estudios Revolución
sesión extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular
Sesión Extraordinaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular Foto: Estudios Revolución

NOBLE HABANA, RECORRIDO ÍNTIMO POR LA CIUDAD

Un gran tributo La Habana en sus 500 años es, sin lugar a dudas, el libro de fotografías “Noble Habana”, del fotógrafo Alejandro Azcuy Domínguez, a cuya presentación en la Calle de Madera de la Plaza de Armas asistió el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en el ya tradicional espacio del Sábado del Libro.
Según detalló su creador, el volumen es un recorrido íntimo por las calles de la ciudad donde nació, con tres rasgos distintivos: los rostros de la urbe, de lo cotidiano; el uso de vistas aéreas; y los hombres y mujeres que la habitan, figuras cimeras y otras no.

Desde el torcido del habano, los guaracheros de Regla, la Antillana de Acero, la Plaza de la Revolución, el Centro de Inmunología Molecular, el Capitolio, Tropicana, el Estadio Latinoamericano, la bahía habanera, la Escalinata de la Universidad…se va tejiendo el espíritu de una ciudad, donde el misterio nunca cede.

Azcuy Domínguez agradeció de manera particular al Presidente Díaz-Canel por la confianza y el apoyo; a las autoridades del Partido y el Gobierno en la capital, que derribaron todas las dificultades para lograr las mejores imágenes; a Eusebio Leal por el aliento; y en especial a Lis Cuesta, cómplice principal e impulsora de Noble Habana, un libro nacido bajo el sello Collage Ediciones.

Al presentar el texto, Eduardo Torres Cueva, director de la Biblioteca Nacional “José Martí”, comentó que las imágenes causarán pasión; demuestran cuanta fuerza tiene nuestra ciudad; “es un libro que hay que ver”, que habla con sus fotografías.

Somos unos privilegiados, agregó, por celebrar el 500 aniversario de La Habana y recibir aquí el aporte de millones de habaneros que en cinco siglos ayudaron a construir la ciudad.

Por su parte, Magda Resik, directora de Comunicación de la Oficina del Historiador, leyó parte del prólogo del libro, escrito por Leal, de quien dijo está vivo y vigilante de que se cumplan todas las actividades del 500 aniversario. “De muchos modos, Eusebio Leal está con nosotros”, comentó.

En la actividad, a la que también asistió Esteban Lazo Hernández,presidente del Consejo de Estado y de la Asamblea Nacional, se presentó la revista Habana Hoy, editada por la Asamblea Provincial del Poder Popular y dedicada en esta ocasión al medio milenio de la Villa de San Cristóbal de La Habana.

Presentación del Libro “Noble Habana”  Foto: Estudios Revolución
Presentación del Libro “Noble Habana” Foto: Estudios Revolución
Presentación del Libro “Noble Habana”  Foto: Estudios Revolución
Presentación del Libro “Noble Habana” Foto: Estudios Revolución

BIENVENIDOS A UNA HABANA ABIERTA Y SOLIDARIA

El Presidente Díaz-Canel dio la bienvenida de manera oficial en el Capitolio de La Habana a invitados de varias partes del mundo que se han llegado hasta Cuba para celebrar el cumpleaños 500 de su capital. A ellos dijo: “Nuestro archipiélago es llave y puente, puerta o muralla, según quien llegue y con los ánimos que llegue; abierta, hospitalaria, amable y solidaria para los amigos; cerrada, infranqueable, invencible para quienes intenten someterla”.

Destacó el mandatario que numerosos jefes de Estado y de Gobierno, reyes, príncipes, ministros y personalidades artísticas, literarias, creadores de todas las disciplinas y representantes de las más diversas regiones y credos políticos, han prestigiado la historia habanera. Tres papas católicos, agregó, nos han visitado en los últimos veinte años y el patriarca Kiril de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Díaz-Canel precisó que La Habana es una ciudad de paz porque aquí fue firmada en el 2014 la Proclama de Paz de América Latina y el Caribe. “Lo decimos con orgullo, pero también con dolor, en un momento de inestabilidad, crisis e incertidumbre en disimiles puntos de la geografía mundial y en nuestra propia región, cuando nuestra celebración, pensada y concebida con tanta emoción y alegría, se acompaña del amargo sabor del golpe a una nación hermana, donde ahora mismo sufren acoso y amenaza nuestros médicos y trabajadores de la Salud, misioneros de la vida que solo tienen amor para oponer al odio”.

La Habana es “cuna y hogar de cubanos insignes de renombre mundial”, consideró el Presidente de la República. “Somos una nación bendecida por la cantidad de hombres y mujeres de extraordinarios valores que sienten el especial orgullo de llamarse cubanos”, agregó luego.

“Es La Habana ciudad de la ciencia, de la danza, del cine, la literatura, de significativos eventos deportivos, culturales, de amistad y solidaridad con los pueblos de África, Asia y América Latina.

“También puede considerarse hoy a La Habana como ejemplo de la resistencia contra el neoliberalismo y el imperialismo, punto de encuentro de todos los que en el mundo defienden la justicia, la democracia verdadera, esa que contempla la suerte de los pobres de la tierra y no solo de las elites económicamente poderosas; y también de todos los que creen que es posible un mundo mejor sin injerencias ni dominaciones imperiales”.

Esta es también hace 60 años la ciudad de la dignidad, afirmó Díaz-Canel, bastión de la resistencia al bloqueo más prolongado, injusto y genocida que se haya aplicado contra todo un pueblo por un poderoso imperio.

Encuentro con invitados a las celebraciones de Habana 500  Foto: Estudios Revolución
Encuentro con invitados a las celebraciones de Habana 500 Foto: Estudios Revolución
Encuentro con invitados a las celebraciones de Habana 500  Foto: Estudios Revolución
Encuentro con invitados a las celebraciones de Habana 500 Foto: Estudios Revolución